Menú Atrás Adelante Índice


Cefalohematoma
El cefalohematoma se presenta como una masa localizada, que no cruza las suturas. Por lo general, es unilateral y se ubica sobre el hueso parietal. La sangre se recoge entre el periostio externo y el hueso. El hematoma es firme, tenso, y confinado a un solo hueso. El borde del hematoma puede palparse como una cresta. En 10% a 25% de casos existe una fractura lineal debajo del hematoma. El cefalohematoma se produce por fuerzas que tienden a separar el periostio y el hueso. Las complicaciones son hiperbilirrubinemia, anemia de comienzo tardío y osteomielitis. Los cefalohematomas no requieren tratamiento. Las complicaciones de los cefalohematomas requieren tratamiento. Más sobre el tema... 107

CRÁNEO

El engrosamiento del cráneo ocurre en la osteopetrosis. La osteopetrosis se caracteriza por crecimiento excesivo y anormal de los huesos por lo cual se producen huesos gruesos, densos, y frágiles. El crecimiento excesivo de los huesos ocasiona que el material óseo comprima (1) la médula ósea, ocasionando anemia; (2) los orificios de nervios craneanos, ocasionando sordera, ceguera, u otros signos de trastorno de los nervios craneales; y (3) los corpúsculos de Pacchioni ocasionando hidrocefalia comunicante. La osteopetrosis es una afección autosómica recesiva o dominante, pero de estas dos formas sólo la recesiva se manifiesta durante el período neonatal.
Los neonatos con osteopetrosis pueden presentar convulsiones hipocalcémicas. La hepatomegalia no suele presentarse en el período neonatal. La fosfatasa alcalina está aumentada. Esta afección se diagnostica obteniendo radiografías de todo el cuerpo, que muestrán huesos densos, muescas en la cara anterior de los cuerpos vertebrales, costillas gruesas y un aspecto como de huesos intraóseos (hueso-dentro de-hueso) en los huesos de las manos.

 

Menú Atrás Adelante Índice
Volpe, 1995 Kotagal, 1990